So long, Casa Maddevi

Calavera con cigarrillo

Este fin de semana nos despedimos de casa Maddevi, el recinto que fuese nuestro cuartel desde 2009 (o incluso antes).

Aquí fueron nuestros primeros ensayos como cuarteto, se grabaron las primeras maquetas de nuestro disco debut y ocurrieron un sinnúmero de historias entre amigos, ocasionalmente fiestas en la azotea y siempre un montón de emociones que quedarán como ecos resonando entre las paredes de este lugar.

Hicimos nuevas amistades, bailamos un montón, hicimos ensayos de madrugada e incluso tuvimos alguna sesión de fotografía y nuestro primer intento por filmar un videoclip con toda la actitud del Do-It-Yourself de por medio. Tradiciones como ir por una paleta cada sábado a la tiendita la esquina con Don Mauro o a los tacos de pescado son parte de esta etapa.

El cuadro que mostramos en la foto fue un regalo de César para la banda, una impresión de la Calavera con cigarrillo de Vincent van Gogh que se volvió parte de ese lugar. Este fue el último objeto en salir de nuestro viejo cuarto y así cerramos un ciclo para comenzar otro. Es como una forma de materializar un cambio que se está gestando alrededor de nuestro proyecto y nuestras ambiciones. Es el anuncio de un nuevo comienzo.